lunes, 20 de marzo de 2017

La Nintendo Switch ya ha sido hackeada

Un agujero en WebKit es el culpable

Pasaron apenas once días desde que la Nintendo Switch debutó en el mercado. En general podemos hablar de un lanzamiento exitoso, pero al igual que todo producto de primera generación, siempre va a aparecer un borde filoso o dos. En esta ocasión, se trata del software. Técnicamente, la Nintendo Switch no trae un navegador, pero posee un módulo que se comporta como tal para habilitar el ingreso a ciertas redes WiFi. ¿El problema? Ese módulo se basa en una versión muy antigua de WebKit, y todo lo que necesitaron los hackers fue reciclar un viejo exploit de iOS.

El hackeo de las consolas es inevitable. Tarde o temprano, entusiastas del hardware y el software comienzan a estudiar de una punta a otra sus diseños, y a hacer cosas que jamás se le hubieran pasado por la cabeza a los fabricantes. Por supuesto, cualquier idea sobre hacking, modding, emulación y ejecución de código alternativo es oficialmente rechazada, pero todos los reclamos se pierden en el camino. Al final del día, el dueño de la consola hace lo que desea con ella, y si eso implica ejecutar Linux, instalar un emulador o reemplazar su disco duro con un SSD cuando en teoría es imposible, así será. El reciente lanzamiento de la Switch ha convertido a la nueva plataforma de Nintendo en un blanco muy tentador, y con el inicio de la semana, ya surgió la primera vulnerabilidad.

Ahora, debemos hacer énfasis en el término «vulnerabilidad». No se trata de un firmware personalizado, ni nada que permita ejecutar dumps de los cartuchos (por ahora). En términos sencillos, el modo online de la Nintendo Switch es un trabajo en progreso, y se espera que las cosas mejoren con cada nueva actualización. Nintendo indicó en más de una oportunidad que la Switch no iba a contar con un navegador tradicional, sin embargo, lo cierto es que sí existe un navegador integrado, basado en WebKit. Este navegador se activa cuando el usuario conecta la consola a una red WiFi que requiere autenticación o confirmación manual (por ejemplo, a través de un portal cautivo). El problema es que ese navegador utiliza una versión de WebKit muy antigua, la cual carga con un bug de corrupción de memoria, CVE-2016-4657. El bug sirvió como punto de partida para el jailbreak de iOS 9.3, y se remonta a agosto del año pasado.
La gran pregunta aquí es en qué estaba pensando Nintendo cuando decidió implementar una versión de WebKit con más de seis meses y llena de agujeros. El siguiente paso será obviamente lanzar un update, pero hasta que eso suceda, los hackers buscarán vulnerabilidades adicionales que lleven a una elevación de privilegios.

Fuente:
http://www.neoteo.com/la-nintendo-switch-ya-ha-sido-hackeada/

 

Navegando en la Web de hoy… con una Dreamcast

Muchos jugadores aún estamos dolidos por lo que sucedió con la Dreamcast. Sus especificaciones eran más que decentes, y contaba con algunos recursos desconocidos en otras consolas, pero una vez que la PlayStation 2 llegó con su soporte DVD, el compromiso de los desarrolladores y su retrocompatibilidad PS1, fue «game over» para Sega. Aún así, todavía quedan varios locos de la guerra que disfrutan experimentando con la consola, y en esta ocasión, SegaDotNet decidió conectar una Dreamcast a la Web usando dial-up. Un valiente, sin lugar a dudas.

El único juego que terminé completo en la Sega Dreamcast fue Resident Evil 2, y eso me alcanzó para quedar completamente enamorado de la consola, pero llegué muy tarde a la fiesta, y a los pocos meses desapareció del mercado. Si quisiera comprar una hoy debería entregar un riñón como parte de pago, porque hay muchos «coleccionistas» online que deliran con sus precios. En estos últimos años, la Dreamcast recibió varias modificaciones, incluyendo una salida VGA, y soporte para discos duros o tarjetas de memoria, pero hay otros que la disfrutan en su configuración de fábrica. Uno de ellos es Sammy Kennedy, responsable por el canal SegaDotNet en YouTube. ¿Qué fue lo que hizo? La conectó a la Web. Usando dial-up.

El proceso requiere de un cable telefónico estándar para conectar el módem integrado a la línea, uno de los controles, el teclado y el ratón de Dreamcast, y un navegador compatible, en este caso Dreamkey 3.0 (esa fue la última versión de disponibilidad general en Europa, pero también hubo un build 3.1 para España y Portugal). El número de proveedores gratuitos vía dial-up ha disminuido mucho, pero es suficiente con un poco de Google-fu para detectar los servicios que siguen activos. Una vez ingresado el número de teléfono, el nombre de usuario y la contraseña, el resto depende de qué tan severo sea el ataque alérgico de la Web moderna frente a un navegador antiguo.
Obviamente, la experiencia es desastrosa. El motor de búsqueda de Google apenas carga en su versión básica, Facebook se pierde por el camino, y Wikipedia responde con un error. La única excepción fue el viejo portal Dreampipe, optimizado para Dreamkey y otros navegadores de Dreamcast. En resumen: La consola aún puede conectarse sin problemas, pero navegar es otra historia. Ahora, si alguien se tomara la molestia de crear un navegador más actualizado…

Fuente:
http://www.neoteo.com/navegando-en-la-web-de-hoy-con-una-dreamcast/
 

domingo, 19 de marzo de 2017

Viatcheslav Mukhanov: «El Universo surgió de la nada y puede volver a suceder»

Todos los experimentos han dado la razón a este científico ruso que hace 30 años calculó con lápiz y papel cómo fueron los orígenes del Cosmo.

El cosmólogo Viatcheslav Mukhanov (Kanash, antigua URSS, 1952) habla alto y claro, en todos los sentidos. Vehemente e impetuoso, escucharle es todo un espectáculo; por su discurso rápido, rotundo y fulminante, la energía que desprende su voz y un acento que suena en inglés, y en esto hay cierta ternura, a un malo de las películas de James Bond. Con la misma pasión habla del Big Bang, cita a San Agustín o muestra su rechazo a la política de Vladímir Putin. Este catedrático de la Universidad Ludwig-Maximilians de Múnich (Alemania) tuvo hace treinta años una idea brillante que también se le ocurrió a Stephen Hawking. Con toda seguridad el nombre del británico le sonará mucho más, pero ambos llegaron de forma independiente a la misma conclusión: las galaxias, las estrellas, los planetas... todo se formó a partir de un fenómeno microscópico llamado fluctuaciones cuánticas, generadas después del Big Bang. Y tenían razón, dice el científico ruso, «punto por punto». De eso ha hablado en la inauguración de una nueva edición del ciclo de conferencias científicas de la Fundación BBVA en Madrid. La suya se titulaba «De la nada al Universo».
-Entonces, ¿toda la materia surgió de la nada?
-El hecho de que el Universo se origine de la nada no contradice ninguna ley física. En eso incluso estaban de acuerdo los teólogos antes del Medioevo, pero entonces eran palabras y ahora son hechos confirmados experimentalmente. El Universo surgió de la nada y si me pregunta qué había antes...
-¿Qué había?
-La pregunta no tiene sentido, porque el tiempo también fue creado cuando surgió el Universo. San Agustín decía esto mismo.
-Cita a San Agustín... ¿Dios tiene un espacio en esa ecuación?
-Yo diría que las leyes de la física lo explican todo. Ahora, quién es el creador de esas leyes, eso es otra cosa. Es una pregunta abierta.
-Si esto ha sucedido una vez, ¿pudo suceder más veces? ¿Puede volver a suceder?
-Sí, podemos tener múltiples universos. De hecho, no parece una idea nada loca, pero esa tesis está fuera de la física, porque no es una conclusión sin ambigüedad y no sabemos cómo verificarlo. La física se encarga solo de las cosas que se pueden verificar, y la cosmología, gracias a la experimentación de los últimos años, es parte de ella, una ciencia natural.
-Los experimentos sí han confirmado los cálculos que usted hizo una vez con lápiz y papel.
-Durante los últimos 25 años ha habido 70 experimentos que nos han dado la imagen del Universo cuando tenía solo 300.000 años de edad; apenas un «bebé», ya que ahora es muy viejo, tiene 13.700 millones de años. Pues bien, esa «foto» del Cosmos se solapa perfectamente con lo que yo dibujé hace treinta años. Son la misma imagen.
-¿Y no hay nada que le haya sorprendido, algo que no encajara en sus cálculos?
-Lo más sorprendente es que no hubo sorpresa. Todo fue confirmado. Era asombroso que las imágenes coincidieran. Todos los experimentalistas intentaban buscar desviaciones y anomalías, pero finalmente todo coincidía. Era exactamente igual.
-¿Qué experimento fue el definitivo, con el que ya no cabían dudas?
-La última palabra la ha dado la sonda Planck (telescopio espacial de la Agencia Espacial Europea), su contribución es tremenda, enorme, ya que gracias a ella los científicos pudieron establecer la imagen más completa del Universo. El experimento fue 500 veces más sensible comparado con otros anteriores, como el WMAP (Sonda de Anisotropía de Microondas Wilkinson, de la NASA). Con Planck no se puede ir más allá, no se puede mejorar más.
-No puede haber mayor satisfacción para un científico que le den la razón de esa forma...
-Por supuesto. Fue una satisfacción enorme. Fíjate que en los 80 estaba en completa contradicción con todas las observaciones astrofísicas en aquel momento, pero lo que parecía una mala teoría finalmente ganó.
-Y esa teoría hablaba de algo diminuto para explicar las estructuras más grandes conocidas. ¿Cómo es eso?
-Sí, cuando el Universo era recién nacido, el comportamiento de la materia estaba afectado por la mecánica cuántica, que prohíbe el estado de reposo absoluto. La mínima desviación del estado de reposo se llama fluctuación cuántica y, debido a ella, se formarían «semillas» de materia que, por la gravedad, acabarían convirtiéndose en galaxias, estrellas y planetas. Todo eso estaba localizado en algo aún más pequeño que una caja de cerillas. Luego, la mecánica cuántica es también responsable del origen de nuestra propia vida.
-¿Cabe una teoría sobre el Cosmos que no tenga en cuenta el Big Bang?
-No, pero llamémosle mejor Universo en expansión. Hemos esclarecido la razón del Big Bang y era un estado de dominación de la energía oscura. Hace 40 años pensábamos que producir un universo era muy difícil, hoy sabemos que es una tarea fácil si tienes la materia en el estado adecuado.
-El último gran descubrimiento de la cosmología son las ondas gravitacionales. Todo el mundo parece fascinado con ellas, ¿usted también?
-Sí, todo el mundo lo está, y, en efecto, es una nueva ventana abierta al Universo y hay que ir por ese camino, pero creo que el anuncio se hizo demasiado pronto. No hay estadística, y la interpretación de los eventos puede prestarse a sospechas. Parece complicado que esas ondas hayan sido producidas por la fusión de dos agujeros negros de 30 masas solares. No pondría la mano en el fuego por esa interpretación. Quizás pueda ser otra cosa, el agujero en el centro de la galaxia, pero no lo sé.
-¿Cree que los científicos de LIGO (el laboratorio que anunció el descubrimiento de las ondas gravitacionales) se precipitaron?
-Sí, yo hubiera esperado a una confirmación más cuidadosa. No se puede declarar victoria antes de confirmarla realmente. Creo que el anuncio fue demasiado exagerado y se «vendió» muy bien, la forma habitual por parte de los americanos para conseguir dinero y seguir haciendo ciencia. Debemos aprender algo de lo que pasó con el experimento BICEP2 hace dos años, que falló al anunciar el descubrimiento de estas ondas. Hay una tendencia a vender demasiado bien los logros.
-Usted llegó a las mismas conclusiones que Hawking sobre las fluctuaciones cuánticas. ¿Siempre está de acuerdo con él?
-No. Los científicos pensamos de forma diferente, no tenemos que estar en completo acuerdo y esa es una de las razones del progreso de la ciencia. Stephen (con quien compartió el Premio Fronteras del Conocimiento 2015 en Ciencias Básicas que otorga la Fundación BBVA) también un día se puso en desacuerdo consigo mismo y se desdijo. Y eso es importante. En investigación no se puede tener una opinión inamovible.
-Ha trabajado con los científicos que desarrollaron la bomba atómica. ¿Cómo fue?
-Sí, trabajé con varios. Zeldóvich, uno de los principales investigadores de la bomba nuclear, con todos sus secretos; el disidente Sacharov, que luego recibió el Nobel de la Paz, y Ginzburg, que propuso una de las ideas básicas de la bomba de hidrógeno. Pero ninguno de ellos hablaba de eso, porque era supersecreto.
-Suena apasionante, pero peligroso.
-Sí, pero mira, la física nuclear salvó a los físicos de los filósofos. En la época de Stalin, los filósofos decidían lo que deberían hacer o decir los físicos, con ideas como si la mecánica cuántica estaba de acuerdo con el marxismo leninismo o no... Podías ser atacado si te equivocabas, y eso significaba que al día siguiente o bien te mataban o te llevaban a un campo de concentración.
-Qué angustia...
-Pero en el 48, los físicos advirtieron que no podían garantizar la construcción de bombas nucleares con esa presión, así que les dejaron en paz. La ideología es una mala influencia cuando se mete en las ciencias naturales, en particular en la antigua Unión Soviética. Cuando lees lo que sucedía hace no tanto tiempo, hace menos de cien años, no te puedes imaginar que la gente pudiera comportarse así, mucho peor que las peores bestias.
-¿Cómo ve la ciencia ahora en su país de origen?
Yo me fui de Rusia en el año 92. Tengo amigos y colaboradores de siempre, pero no proyectos en común. No puedo hablar desde dentro, pero por lo que veo no creo que el gobierno ruso esté cuidando las ciencias. En general, los gobiernos no entienden que, en realidad, ahorran dinero cuando invierten en ciencia. En Italia, España o Francia, los investigadores se quejan por los recortes de los fondos. Creo que es una política ridícula. En Alemania, donde yo vivo y trabajo, Angela Merkel es física y sabe lo importante que es la ciencia. Allí la situación es la opuesta. A veces hay demasiado dinero y no sabes en qué proyecto invertirlo. Pero si piensas en lo que ha costado aquí salvar los bancos, que ha requerido enormes inversiones, lo de la ciencia no es nada. Y eso comparado con la cantidad de dinero que la gente en la ex Unión Soviética ha robado... Y mira el fútbol, cuánto se invierte y cuál es el resultado práctico de esa actividad, que es igual que jugar en un casino.

Plomo español de hace 2.000 años para descubrir los secretos del Universo

Jamás los españoles que trabajaron hace 2.000 años en la Sierra Minera de Cartagena-La Unión imaginaron que el plomo que extraían iba a convertirse hoy en material precioso a la caza de neutrinos, con vistas a descubrir la naturaleza más íntima de la materia y comprender su comportamiento en similares condiciones a las de los primeros instantes de vida del Universo. Para desvelar el secreto de los neutrinos que los físicos persiguen desde decenios, se echa mano también de la historia y de la arqueología. Ese plomo, descubierto en una antigua nave romana que naufragó en aguas de Cerdeña, ayudará a desvelar algunos de los misterios del universo.

Tan precioso como el oro

El experimento se realiza en el laboratorio subterráneo más grande del mundo, el de Gran Sasso, el pico más alto de la cordillera de los Apeninos, en el centro de Italia, bajo 1.400 metros de roca. «El plomo moderno está constituido con 210 PB, un isótopo radiactivo que necesita una media de 22 años para reducirse a la mitad su radioactividad. Es decir, cualquier plomo extraído en los últimos decenios tendría radiactividad. Esta ya ha desaparecido en el plomo de hace dos mil años conservado bajo el mar, que para nosotros es precioso como el oro», manifiesta a ABC el físico Antonio D’Addabbo, que participa en este experimento extraordinario para verificar un fenómeno de la física de los neutrinos jamás observado hasta ahora y que, si constituye un éxito, se asegura que sería digno de un premio Nobel.
El pecio romano con el plomo fue hallado por un submarinista en 1988 en la costa de Cerdeña
El pecio romano con el plomo fue hallado por un submarinista en 1988 en la costa de Cerdeña- ABC
Para los físicos, la nave romana cargada con 2.000 lingotes de plomo, procedente del puerto de Carthago Nova (Cartagena) hundida en un naufragio entre el 80 y 50 antes de Cristo, constituyó un auténtico tesoro. La descubrió casualmente en 1989 un buzo aficionado, Antonello Azori, apasionado del mar y conocedor de las aguas de la isla de Cerdeña, a lo largo de la costa de Oristán, a unos 30 metros de profundidad. Se ha tratado de uno de los descubrimientos submarinos más significativos de los últimos decenios. La nave, de 36 metros por 12, transportaba además de los lingotes de plomo ánforas de diverso tipo y objetos de uso cotidiano. En época romana, el plomo representaba un mercado riquísimo por sus múltiples usos: tuberías para el agua como las utilizadas en Pompeya, urnas cinerarias, monedas, armamento para las legiones romanas... También se utilizaba en la construcción para sostener unidos bloques de piedra. Cada lingote pesaba 33 kilos, que corresponden a las 100 libras romanas, el peso máximo transportable por ley de un esclavo. Doscientos setenta de los lingotes de la nave romana ya han sido trasladados al Laboratorio Nacional Gran Sasso, un importante centro que aglutina a físicos de todo el mundo.

Proyecto CUORE

Así, pues, para proyectarnos en el futuro de la física, se echa mano del pasado en este experimento, con alma antigua española, denominado CUORE. «El experimento trata de descubrir un proceso llamado “doble desintegración beta sin emisión de neutrinos”, fundamental para comprender la naturaleza de la materia y aspectos de la evolución del universo. Este fenómeno, actualmente rarísimo, tan raro que nunca ha sido observado, podría haber sido frecuente al inicio del universo, inmediatamente después del Big Bang, y haber determinado el predominio de la materia sobre la antimateria», nos dice Antonio D’Addabbo.
Una investigadora trabajando sobre una de las estructuras a temperatura intermedia del criostato de CUORE, que cuenta con metro cúbico más frío del universo, cercana al cero absoluto, todo un récord.
Una investigadora trabajando sobre una de las estructuras a temperatura intermedia del criostato de CUORE, que cuenta con metro cúbico más frío del universo, cercana al cero absoluto, todo un récord.- Yury Suvorov/LNGS-INFN
La función del plomo originario de las minas de Cartagena sirve para proteger y aislar completamente el observatorio del experimento: «Son varios los blindajes. En primer lugar, está la montaña que es protectora natural para reducir muchos de los rayos cósmicos, que son las partículas de energía muy alta producidas en su mayor parte por nuestra estrella, el sol. Por ejemplo, la palma de la mano es atravesada por un rayo cósmico cada segundo, más o menos. Solo algunas partículas logran atravesar la roca y llegar a la zona de nuestro experimento. Para evitarlo, CUORE está protegido por otros dos escudos de plomo colocados al interno del criostato –el recipiente que permite mantener las temperaturas muy bajas-, el más grande jamás construido . Uno de los escudos está formado por el plomo procedente de la nave romana, que para nosotros es precioso como el oro», afirma Antonio D’ Addabbo.
Entre las cosas que sorprenden del experimento CUORE está la temperatura. El detector, gracias a refrigeradores mecánicos y a la dilución de helio, trabaja a 10 milliKelvin, cerca del cero absoluto (-273.15º centígrados). «El núcleo de CUORE es el metro cúbico mas frío del mundo. La infraestructura de tipo criogénico que hemos realizado no tiene precedentes, es un enorme, gigantesco frigorífico. El experimento CUORE ha probado que es posible construir una máquina así y hacerla funcionar, algo en lo que esperaban los cinéticos para hacer otros experimentos», explica Antonio D’Addabbo.
Además de intentar descubrir el proceso llamado «doble desintegración beta sin emisión de neutrinos», el proyecto buscará también huellas de materia oscura y estudiará algunas desintegraciones raras. En particular, se estudiarán los neutrinos, las partículas que impregnan el universo, producidas en grandes cantidades en las estrellas. Las que proceden del sol atraviesan continuamente la Tierra: Al segundo, cada centímetro cuadrado de nuestro cuerpo es atravesado, sin que nos demos cuenta, por 60.000 millones de neutrinos, que viajan a una velocidad próxima a la de la luz.

El misterio de los neutrinos

Se espera que CUORE pueda dar respuesta a un interrogante que nos explica el físico Antonio D’ Addabbo: «Se trata de comprobar si el neutrino es una partícula de Majorana –mítico físico siciliano (1906-1938)-, según el cual el neutrino y el antineutrino eran dos manifestaciones de la misma partícula, como las dos caras de una misma moneda; es decir, el neutrino es al mismo tiempo materia y antimateria y la transición entre materia y antimateria resultaría posible».
Así, pues, se trata de arrojar luz de forma experimental sobre si el neutrino es su propia antipartícula o no, lo que constituye uno de los granes interrogantes de la física de las partículas y que se lleva estudiando 75 años. La investigación se intenta adentrar en el origen del universo, según nos aclara Antonio D’ Addabbo: «Llegar a decir que el neutrino y el antineutrino son la misma partícula, que no hay diferencia entre la partícula de materia neutrino y la partícula de antimateria antineutrino querría decir que no hay distinción entre materia y antimateria, que es la misma cosa. Esto tendrá consecuencias muy importantes para explicar los posibles mecanismos que en el origen del universo han conducido a la generación de la asimetría entre materia y antimateria».

Experimento de Nobel

Se explica así el gran interés que en la comunidad científica ha suscitado el experimento CUORE, en el que se trabajará durante cinco años, con la colaboración internacional de 157 científicos de diversos países, procedentes de 30 instituciones, con participación también de España.
En definitiva, se trata de un experimento revolucionario. Y los científicos no tienen duda: Si llega a buen puerto, sería una investigación de premio Nobel. Se iría más lejos del famoso dicho de que somos polvo de estrellas, al confirmarse que nuestros antepasados, nuestro punto de partida son los neutrinos. Por ellos estaríamos aquí.

Fuente:
http://www.abc.es/ciencia/abci-plomo-espanol-hace-2000-anos-para-descubrir-secretos-universo-201703190118_noticia.html

Hacia un implante nanométrico en la retina capaz de curar ciertas clases de ceguera

Zoología
Lunes, 6 marzo 2017
Bioingeniería

Logran grabar en ADN y sin errores una película y un sistema operativo de ordenador

La humanidad podría pronto generar más datos de lo que los discos duros u otros sistemas de almacenamiento masivo puedan acoger de manera eficaz, un problema que ha hecho que los científicos presten atención al ADN, la antiquísima solución de la naturaleza para almacenar información.

En un nuevo estudio, Yaniv Erlich y Dina Zielinski, de la Universidad de Columbia en la ciudad estadounidense de Nueva York, han demostrado que un algoritmo diseñado originalmente para streaming de video en un teléfono móvil o celular puede aprovechar casi por completo el potencial de almacenamiento del ADN gracias a poder comprimir mucho más la información en él que en cualquier otro sistema artificial existente de almacenamiento de información. También han demostrado que esta tecnología es muy fiable.

El ADN constituye un medio de almacenamiento ideal porque es ultracompacto y puede durar cientos de miles de años si se le mantiene en un lugar fresco y seco, como se demostró entre 2013 y 2016 con la obtención de ADN de huesos de un antepasado humano de hace 430.000 años, encontrados en una cueva española.

“El ADN no se degradará con el tiempo como sí les ocurrirá a las cintas de casete y a los CDs. No se volverá obsoleto, y si fuera así, los humanos tendríamos problemas mayores”, dice agudamente Erlich.

Erlich y Zielinski eligieron seis archivos para codificar, o escribir, en el ADN: un sistema operativo completo de ordenador, una película francesa de 1895 (“Llegada de un tren a La Ciotat”), una tarjeta de regalo de 50 dólares de Amazon, un virus de ordenador, el contenido de una placa diseñada como mensaje para extraterrestres y que viaja a bordo de las sondas espaciales Pioneer, y un estudio de 1948 del teórico de la información Claude Shannon.

[Img #42213]

Yaniv Erlich y Dina Zielinski. (Foto: New York Genome Center)

Erlich y Zielinski comprimieron los archivos en uno solo, y después dividieron los datos en secuencias cortas de código binario hecho de ceros y unos. Usando un algoritmo de corrección y borrado, empaquetaron aleatoriamente las secuencias en conjuntos denominados gotas, cartografiando los unos y los ceros de cada gota para las cuatro bases de nucleótidos en el ADN: A, G, C y T. El algoritmo excluyó combinaciones de letras conocidas por crear errores, y añadió un código de barras a cada gota para ayudar a reensamblar los archivos más tarde.

En total, generaron una lista digital de 72.000 cadenas de ADN, cada una de 200 bases de largo, y la enviaron en un archivo de texto a la compañía Twist Bioscience, de San Francisco, especializada en síntesis de ADN y en convertir datos digitales en datos biológicos. Dos semanas más tarde, recibieron un frasco conteniendo una pizca de moléculas de ADN.

Para recuperar del ADN sus archivos, utilizaron tecnología moderna de secuenciación que lee las cadenas de ADN, lo que fue seguido por el uso de un software que traduce el código genético de nuevo a código binario. Así, recuperaron sus archivos sin ningún error en absoluto.

También han demostrado que se podría crear una cantidad virtualmente ilimitada de copias con su técnica de codificación, mediante la multiplicación de su muestra de ADN a través de la reacción en cadena de la polimerasa (PCR), y que esas copias, e incluso las copias de sus copias, y así sucesivamente, pueden seguir almacenando, sin errores, la información original.

Finalmente, los investigadores han demostrado que su estrategia de codificación empaqueta 215 petabytes de datos en un único gramo de ADN, 100 veces más que lo conseguido con los métodos publicados por los investigadores precursores del almacenamiento de datos en ADN, George Church de la Universidad Harvard, y Nick Goldman y Ewan Birney del Instituto de Bioinformática Europeo. “Creemos que es el sistema de almacenamiento de datos de densidad más alta creado hasta ahora”, subraya Erlich.

Fuente:
http://noticiasdelaciencia.com/not/23304/logran-grabar-en-adn-y-sin-errores-una-pelicula-y-un-sistema-operativo-de-ordenador/

Nace Arbolapp Canarias, una app gratuita para identificar los árboles de las islas

¿Sabías que el último drago descrito en el mundo solo vive en los riscos más inaccesibles de Gran Canaria? ¿O que la resina del lentisco se ha mascado como chicle desde los tiempos de la Grecia clásica? ¿O que los aborígenes canarios usaban varas de acebuche para fabricar sus armas defensivas? Estas son algunas de las curiosidades que recoge Arbolapp Canarias, una aplicación para dispositivos móviles que permite identificar los árboles silvestres del archipiélago.

La nueva aplicación, que ya se puede descargar gratuitamente en dispositivos Android e iOS y cuenta con una versión web , es una iniciativa del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). En concreto, ha sido desarrollada por su Área de Cultura Científica, el Real Jardín Botánico y el Jardín Botánico Canario ‘Viera y Clavijo’ - Unidad asociada al CSIC del Cabildo de Gran Canaria. Además, el proyecto ha recibido financiación de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT) - Ministerio de Economía, Industria y Competitividad.

Arbolapp Canarias incluye información sobre 92 especies de árboles que pueblan bosques y demás hábitats naturales del archipiélago. Las especies están organizadas en 84 fichas (81 individuales y tres que agrupan los géneros acacia, eucalipto y tamarix). Cada ficha contiene fotografías, mapas que muestran en qué islas está presente el árbol, un texto descriptivo y varias curiosidades.

Para identificar una especie, es posible elegir entre dos tipos de búsqueda. Una guiada, en la que hay que escoger en sucesivas pantallas la alternativa que mejor describe el árbol que se quiere reconocer; y otra abierta, que permite encontrar árboles por isla, tipo de hoja, fruto, flor u otros criterios. Con afán divulgativo, la aplicación incluye además un glosario con todos los términos técnicos.

La nueva aplicación complementa los contenidos de Arbolapp, una app dedicada a los árboles silvestres de la península ibérica creada por el CSIC en 2014 y que a día de hoy supera las 350.000 descargas. “Entonces, muchos usuarios reclamaron que la flora canaria, rica en especies endémicas, no se quedara fuera de la iniciativa; algo para lo que era necesaria la colaboración entre centros de investigación de las islas y de la península”, señala Miguel Ángel Rodríguez, consejero de Medio Ambiente del Cabildo de Gran Canaria.

[Img #42489]

La app está disponible para dispostivos Android e iOS. (Foto: CSIC)

En Arbolapp Canarias, las búsquedas y el glosario están ilustrados con dibujos botánicos que facilitan la comprensión de los textos. “El objetivo del proyecto es trasladar a la ciudadanía el conocimiento científico, en este caso sobre los árboles canarios, a partir de una experiencia que está al alcance de cualquiera”, explica Manuel Nogales, delegado institucional del CSIC en Canarias. Junto a este compromiso, Nogales destaca que “la integración de las TIC y la búsqueda de nuevos formatos es una apuesta del CSIC a la hora de divulgar la ciencia”.

Concebida para que cualquier usuario, con o sin conocimientos de botánica, pueda manejarla, Arbolapp Canarias conjuga el uso de un lenguaje asequible con el rigor científico. “Los contenidos se basan en la investigación del Jardín Botánico Canario ‘Viera y Clavijo’ y en obras de referencia como la Lista de especies silvestres de Canarias o el Atlas de las plantas alóctonas invasoras en España”, comenta Juli Caujapé, director de esta institución.

Durante la elaboración de Arbolapp Canarias, que comenzó en enero de 2016, un equipo multidisciplinar ha intervenido en todo el proceso: desde la selección de las especies, hasta la toma de fotografías, la elaboración de los textos y el desarrollo de la línea gráfica. La bióloga Magui Olangua ha sido la responsable de los contenidos.

Eduardo Actis, coordinador del proyecto, incide en que “esta app es una buena herramienta para que el ciudadano de a pie pueda adquirir conocimientos de botánica de forma entretenida”. “Lo interesante es que una experiencia lúdica, como es pasear por un bosque, se pueda transformar en aprendizaje, aunque creemos que también puede ser un recurso didáctico interesante para el personal docente”, señala.

El lugar idóneo para utilizar la aplicación es el medio natural, por lo que la app funciona de manera autónoma sin conexión a internet. Al centrarse en árboles silvestres, es decir, que crecen espontáneamente sin intervención humana, Arbolapp Canarias no incluye especies que solo se encuentran en parques, jardines, calles o terrenos forestales.

Con el objetivo de llegar a un público lo más amplio posible, la aplicación y la web son accesibles tanto en castellano como en inglés.

Fuente:
http://noticiasdelaciencia.com/not/23498/nace-arbolapp-canarias-una-app-gratuita-para-identificar-los-arboles-de-las-islas/

Es factible cultivar patatas en Marte

Se ha logrado construir una diminuta batería de flujo de reducción-oxidación (reacción redox). Una de sus principales aplicaciones estaría en futuros apilamientos de chips de ordenador, en los cuales los chips individuales son apilados como tortitas para ahorrar espacio y energía. Este dispositivo podría abastecer de energía eléctrica a los chips y al mismo tempo enfriarlos. En una batería de flujo, se emplea una reacción electroquímica para producir electricidad a partir de dos electrolitos líquidos, los cuales son bombeados hasta la célula de la batería desde el exterior, a través de un bucle cerrado electrolítico.

Se puede decir, por tanto, que los chips del ejemplo funcionan eficazmente con un combustible líquido y producen su propia electricidad.

Dado que el equipo de Julian Marschewski y Dimos Poulikakos, del Instituto Federal Suizo de Tecnología en Zúrich (también conocido como Escuela Politécnica Federal de Zúrich) utiliza para la batería dos líquidos de los cuales se sabe que son adecuados para actuar como electrolitos de baterías de flujo y también para ejercer una cierta refrigeración, el calor excesivo puede ser disipado desde el apilamiento de chips a través del mismo circuito.

La batería tiene solo 1 milímetro y medio de grosor aproximadamente. La idea sería montar capa a capa el conjunto de chips apilados: un chip de ordenador, después una microcélula delgada de batería que le proporcione electricidad y lo enfríe, para a continuación colocar otro chip, y así sucesivamente.

Las baterías de flujo anteriores son típicamente voluminosas y se han usado sobre todo en aplicaciones de almacenamiento estático de energía, por ejemplo, junto a centrales eólicas o de energía solar, donde la electricidad sobrante allí producida se almacena temporalmente para su uso posterior.

[Img #42467]

La nueva batería de flujo elimina un obstáculo fundamental hacia el uso cotidiano de conjuntos de chips apilados en ordenadores futuros, ya que baterías como esta, integradas en cada conjunto, podrían tanto energizarlos como enfriarlos. (Imagen: IBM Research Zurich)

Marschewski, Poulikakos y sus colaboradores son, hasta donde saben, los primeros que han construido una batería de flujo así de pequeña y destinada combinar suministro energético y refrigeración.

La generación eléctrica de la nueva microbatería también constituye un récord teniendo en cuenta el tamaño de la misma: 1,4 vatios por centímetro cuadrado de superficie de batería. Aunque restemos la energía necesaria para bombear los electrolitos líquidos hacia la batería, la densidad de energía neta resultante no desciende de 1 vatio por centímetro cuadrado.

En experimentos realizados por el equipo de Marschewski y Poulikakos, se ha demostrado que los líquidos electrolitos pueden efectivamente refrigerar un chip, disipando cantidades de calor muy superiores a la del producido como consecuencia del funcionamiento de la batería generando energía eléctrica.

En el trabajo de investigación y desarrollo también ha participado la empresa IBM Research Zurich.

Fuente:
http://noticiasdelaciencia.com/not/23490/combustible-liquido-para-ordenadores/